LA PARTICIPACIÓN EN ACTIVIDADES DEL CENTRO BOTÍN FOMENTA LA CREATIVIDAD, SEGÚN UN ESTUDIO DE LA FUNDACIÓN BOTÍN Y LA FUNDACIÓN IE DE IE UNIVERSITY

  • Las investigaciones que desarrollan desde 2013 la Fundación Botín y el Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale ya habían demostrado, a nivel individual y en pequeños grupos, que las artes y las emociones que éstas generan tienen un papel clave en el desarrollo de la creatividad.
  • Este nuevo trabajo desarrollado con la Fundación IE de IE University da un paso más y demuestra que la participación en las actividades artísticas del Centro Botín tiene un impacto significativo en la creatividad de sus visitantes, generando beneficios personales y sociales.
  • Estas conclusiones se desprenden de la primera fase del proyecto de medición de impacto a largo plazo del Centro Botín, con el que la Fundación pretende saber si cumple el objetivo de potenciar la creatividad de la región a través de las artes, contribuyendo así a su desarrollo económico y social.

Por cada visita que un individuo realiza al Centro Botín su creatividad social aumenta, siendo los visitantes que suelen participar en actividades culturales y artísticas los que experimentan un mayor impacto, según se desprende del estudio “El Centro Botín: desarrollo de la creatividad social a través de las artes”, elaborado por la Fundación Botín y la Fundación IE de IE University.  Además, los visitantes de menor edad, consumidores habituales de contenidos artísticos y culturales, trabajadores y con hijos, conforman el colectivo en el que se aprecia un mayor impacto, mientras que el género y el nivel de estudios no presentan efectos diferenciales significativos. La participación en actividades que conllevan una implicación activa, como los talleres o las visitas experiencia, son las que tienen un mayor impacto en la creatividad.

La Fundación Botín e IE University, a través de la Fundación IE, suscribieron a finales de 2018 un acuerdo de colaboración para medir el impacto del Centro Botín en la creatividad de los habitantes de Cantabria, una alianza que permitiría disponer de datos fiables sobre el grado de cumplimiento de la misión social del centro de arte a la hora de desarrollar la capacidad creativa de la región y su impacto en el desarrollo personal y socio-económico local. Esta colaboración ofrece ahora los primeros resultados obtenidos sobre una muestra de 2.852 personas que poseen su tarjeta Amigo del Centro Botín o su Pase permanente.

Según Íñigo Sáenz de Miera, director general de la Fundación Botín, “Desde el año 2013 la Fundación Botín investiga, crea actividades y mide a nivel individual con el Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yalela forma en que las artes, y las emociones que éstas generan, desarrollan la creatividad de niños, jóvenes, familias y adultos. Ahora, este nuevo trabajo con la Fundación IE da un paso más al establecer un método de medición de impacto del conjunto de las actividades del Centro Botín sobre su colectivo de Amigos y Pases permanentes, y confirma que las artes influyen en la creatividad y que ésta se incrementa proporcionalmente con el número de visitas y actividades”. Además, según Sáenz de Miera la mejora en la medición del impacto social es uno de los factores de trasformación con el que se ha logrado la modernización del sector social español y, al mismo tiempo, uno de sus principales retos a futuro. 

Esta investigación, elaborada por la Fundación Botín y la Fundación IE de IE University, pone de manifiesto cómo la participación en las diferentes actividades culturales y artísticas que ofrece el Centro Botín está íntimamente relacionada con cambios en los procesos creativos que, a su vez, desembocan en beneficios personales y sociales. Además, define la creatividad social como el proceso a través del cual los visitantes del Centro Botín acumulan experiencias que les permiten cambiar su perspectiva sobre la realidad y, de esta manera, implementar cambios en su vida personal y/o profesional con el fin de mejorar su bienestar y el entorno que les rodea. Así, según el indicador definido para este estudio, la creatividad de los encuestados parte de un nivel alto (1,6 sobre 4) y crece casi un 10 % en promedio con cada visita al Centro Botín.

La investigación demuestra que la participación en actividades que requieren de una implicación activa genera un mayor impacto sobre la creatividad. Así, los talleres, seguidos por las visitas-experiencia, son los que más incidencia tienen. Además, las actividades culturales menos activas, como las exposiciones, también tienen un efecto importante. Patricia Gabaldón, profesora de IE University y una de las autoras de esta investigación, asegura que “Si medimos el impacto no por visita, sino sobre la totalidad del periodo analizado (de abril de 2018 a marzo de 2019), las exposiciones ocuparían el segundo lugar de influencia por detrás de los talleres. Esto viene dado por la recurrencia con la que los visitantes acuden a las salas expositivas del Centro Botín”.

Por último, y según esta medición, los participantes en las actividades del Centro Botín valoran especialmente el disfrute experimentado, así como un impacto positivo en su bienestar. “Aunque la incidencia sobre los aspectos profesionales y en la creación de Amigos es más limitada, también muestran un importante crecimiento conforme aumentan las visitas al Centro Botín. Por tanto, el informe concluye que todas las dimensiones de la creatividad social se ven incrementadas con el número de visitas”, asegura Laura Zimmermann, co-autora del estudio.

Metodología innovadora

Patricia Gabaldón, doctora en Economía y profesora de esta materia en IE University, y Laura Zimmermann, doctora en Administración por la London School of Economics y también profesora de IE University, son las autoras de esta investigación que viene a confirmar que el Centro Botín cumple su misión social de contribuir a la mejora del bienestar de las personas que lo visitan y lo posiciona como centro catalizador de la creatividad, el bienestar y el desarrollo humano. Al mismo tiempo proporciona información de utilidad tanto para el mundo académico como para el desarrollo de otras iniciativas de este tipo en el ámbito artístico y cultural.

La medición del impacto del arte en las personas es un proceso arduo y novedoso. Si bien algunos estudios previos sugieren que los centros de arte pueden tener el potencial de promover la creatividad del individuo, tanto dentro del propio centro como en esferas aparentemente más alejadas (entornos domésticos, familiares o profesionales), este aspecto raramente se ha cuantificado. Por este motivo, uno de los primeros pasos que se dieron en esta investigación de la Fundación Botín y la Fundación IE de IE University fue desarrollar los indicadores adecuados para conocer la huella que deja el Centro Botín, tanto en el individuo como en aspectos sociales y de relación con su contexto.

Así, basándose en los estudios de Matarasso, se diseñó un indicador de percepción de creatividad social de los individuos compuesto por siete dimensiones relacionadas con la percepción de los individuos sobre su desarrollo personal, la cohesión social, su bienestar y la imagen e identidad. La combinación de todos ellos permite calcular la creatividad como la media de la percepción de los individuos respecto a los diferentes elementos, en una escala de 0 a 4. 

Una encuesta hizo posible que las investigadoras recogieran los datos necesarios para realizar un análisis basado en tres modelos de regresión: el primero de ellos, muestra la relación directa entre la creatividad social y el número de visitas al Centro Botín; el segundo modelo muestra la relación entre la creatividad y el tipo de actividades realizadas en el Centro Botín por los participantes, de manera agregada, es decir, sin tomar en cuenta el número de veces que acudieron a las actividades (solo teniendo en cuenta si participaron o no de estas actividades) y el tercero, muestra el impacto en creatividad social de cada una de las visitas al Centro Botín, por tipo de actividad (teniendo en cuenta el número de veces que participaron en cada actividad). 

En total, se recogieron 2.852 respuestas válidas y completamente anónimas. La encuesta se envió el 12 de marzo de 2019, tanto a los integrantes de la base de datos de Amigos del Centro Botín como a los titulares del Pase permanente para ciudadanos de Cantabria. Aquellos con edades comprendidas entre los 46 y los 55 (26 %) y los 56 y los 65 años (28 %), fueron mayoría. Además, más del 60 % de los encuestados estaban trabajando en el momento de ser preguntados, el 23 % de ellos lo hacía en sectores relacionados con el arte y la cultura.

El modelo del Centro Botín

La misión social del Centro Botín es despertar la actitud y la capacidad creadora de las personas, facilitando a todos los públicos el acceso y la convivencia con las artes, utilizando su enorme potencial para desarrollar su inteligencia emocional y su creatividad, todo ello con el objetivo de generar bienestar y desarrollo personal y social.  

Según Fátima Sánchez, directora ejecutiva del Centro Botín, “Queremos potenciar las habilidades emocionales y creativas y los procesos de aprendizaje a través de las artes para explorar nuevas formas de hacer las cosas, convirtiendo las dificultades en oportunidades de crecimiento y desarrollo humano”.

En línea con esta visión, desde su inauguración en junio de 2017 el Centro Botín desarrolla diversas actividades que buscan despertar la actitud y la capacidad creadora de las personas para que quieran y puedan mejorar su vida y su entorno. El objetivo es llegar a todos los públicos (niños, jóvenes, familias y adultos) a través de las artes visuales, la música, la literatura, la danza, el teatro y el cine. Las actividades se basan siempre en la investigación y se clasifican según un grado creciente de “intensidad” o implicación por parte de los visitantes.

Cabe recordar que la Fundación Botín impulsa un ambicioso programa de investigación y publicación en el ámbito de la inteligencia emocional, social y el desarrollo de la creatividad. De hecho, el Centro Botín es el espacio idóneo para ampliar y desarrollar el importante trabajo que inició en 2003 con expertos internacionales. La investigación realizada desde el año 2013 con el Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale, ha permitido examinar el papel que juegan las emociones en el proceso creativo e investigar de qué forma las artes y las emociones que éstas generan tienen un papel clave en el desarrollo de la creatividad. Además, junto a Yale se han diseñado, implementado y evaluado diferentes demostraciones, talleres y cursos que se imparten en el Centro Botín desde su apertura para los diferentes públicos.

El Encuentro Internacional Artes, Emociones y Creatividad, celebrado en octubre de 2019, supuso un hito muy importante en esta línea de trabajo. Este evento, primero de este tipo organizado en el mundo, congregó a los mejores expertos internacionales en artes, emociones y creatividad, y en la relación que existe entre ellas, para dar a conocer sus investigaciones, últimos hallazgos y resultados. Con él, el Centro Botín logró alcanzar uno de sus objetivos: ser un lugar de referencia para expertos de todo el mundo en el ámbito de las artes, las emociones y la creatividad, con un programa pionero e innovador en relación a otros centros de arte.

Descargas

Notas de prensa relacionadas

Centro Botín

Muelle de Albareda s/n,

Jardines de Pereda

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas información o deseas hacernos llegar tus sugerencias, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. Gracias.

Elige el motivo del mensaje

¿Eres amigo del Centro?

¿Sobre qué quieres preguntarnos?