Explora la colección:

Fernanda Fragateiro

Um caminho que não é um camino, 2005

Fernanda Fragateiro Um caminho que não é um camino

FERNANDA FRAGATEIRO
Montijo, Portugal, 1962
Um caminho que não é um camino/ Un camino que no es un camino, 2005
600 x 75,5 x 12 cm
Madera, acero y espejo

Fernanda Fragateiro centra su interés en la exploración del entorno urbano y en cómo este se ve configurado -formal y funcionalmente- por la arquitectura. De ahí que la dimensión social de la arquitectura y su manera de conformar la interacción humana y su organización constituyan una inquietud importante en la investigación formal de la artista, que se basa también en sus propias reflexiones sobre la relación entre arquitectura y escultura. De hecho, la mayor parte de sus obras parten de detalles o fragmentos arquitectónicos, y algunas llegan incluso a realizarse con material de construcción que la artista recopila en su deambular por la ciudad.

En 2004, la beca de la Fundación Botín permitió a Fragateiro viajar a Ciudad Abierta, en las proximidades de Valparaíso, Chile, para investigar en ese singular laboratorio arquitectónico y urbanístico al aire libre. Concebida a comienzos de los setenta por un arquitecto y un poeta, la Ciudad Abierta ha venido desplegándose desde entonces bajo los auspicios de la Facultad de Arquitectura de Valparaíso. Durante casi cinco décadas, arquitectos, poetas, artistas e ingenieros se han involucrado en uno de los experimentos de educación arquitectónica más radicales que existen. Ciudad Abierta continúa su crecimiento, y su decadencia.

Fragateiro observó su evolución sobre el terreno, convirtiéndose, de alguna manera, en parte del proyecto. Su interés arranca del descubrimiento de un libro (Road that Is Not a Road and the Open City, Ritoque, Chile) de 1996, que examina esta ciudad diseñada, siempre en construcción y carente de un plan director de urbanismo, de dispositivos organizativos impuestos o de redes de infraestructura jerárquicas. En otras palabras: una especie de escultura viviente. El título del libro inspiró el de su propia obra, consistente en la réplica de una pasarela de tablones que encontró mientras exploraba la Ciudad Abierta. La obra reflexiona también sobre el traslado al espacio expositivo de lo que en otro tiempo fuera una construcción funcional, y su subsiguiente cambio de estatus: la base de espejo, que sustituye el terreno sobre el que se asentara la plataforma, representa, en lo formal, ese cambio.

Comparte en

Artista

Fernanda Fragateiro

Montijo, Portugal, 1962

Centro Botín

Muelle de Albareda s/n,

Jardines de Pereda

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas información o deseas hacernos llegar tus sugerencias, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. Gracias.

Elige el motivo del mensaje

¿Eres amigo del Centro?

¿Sobre qué quieres preguntarnos?