Explora la colección:

Irene Kopelman

El agua indexada, 2017

IRENE KOPELMAN
Córdoba, Argentina, 1974

El agua indexada, 2017
Instalación
Dimensiones variables
Adquirida en 2018

La obra de Irene Kopelman parte de su aguda observación del entorno, que documenta a través de abundantes series de dibujos en un intento por descifrar cómo se produce y comparte el conocimiento. Al hacerlo, la artista reflexiona además sobre la forma en la que científicos y naturalistas soslayan lo empírico en favor de una vía más racional y estructurada de entender la naturaleza, elaborando todo tipo de sistemas de clasificación, algunos de ellos útiles para entender por qué el arte y la ciencia tienen caminos tan diferentes cuando en otro tiempo parecieron encontrarse mucho más próximos.

Para realizar este proyecto Kopelman se embarcó en un intenso diálogo con un oceanógrafo, que la llevó a producir un conjunto de evidencias que documentan los diversos sistemas que existen desde el siglo XIX para registrar el color y el grado de transparencia de los cuerpos acuáticos de todo el mundo. Empezó su investigación con índices de colores elaborados y empleados a lo largo del siglo XIX en las ciencias naturales o en la historia del arte para establecer un vocabulario común con el que describir los colores de la flora y la fauna del planeta, permitiendo con ello a científicos y naturalistas compartir información con independencia del lugar donde se encontraran.

Cada uno de los elementos de su instalación remite a una nomenclatura y escala concretas utilizadas para describir el agua: un conjunto de piedras de distintos colores dispuestas en función de sus tonalidades, aludiendo a la escala “mineral” de colores marinos de Lorenz von Liburnau (1898); una serie de rectángulos de película de celuloide de la escala Forel-Ule, la primera que, ya a finales del siglo XIX, documentó el color del agua según la composición química; un tubo de cristal muy corto y otros dos largos, alusivos al registro de visibilidad bajo el agua más corto y más largo tomados con un disco Secchi, un método ideado en 1895 por el jesuita Angelo Secchi para medir el grado de transparencia de un cuerpo acuoso; gouaches del fitoplancton que afecta, en tiempo real, al color del agua; y una fotografía del agua en la célebre Gruta Azul de Capri. Juntos, esos elementos crean un sistema de representación complejo que anima también a reflexionar sobre cómo se configuran la percepción y la comprensión.

Comparte en

Artista

Irene Kopelman

Córdoba, Argentina, 1974

Centro Botín

Muelle de Albareda s/n,

Jardines de Pereda

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas información o deseas hacernos llegar tus sugerencias, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. Gracias.

Elige el motivo del mensaje

¿Eres amigo del Centro?

¿Sobre qué quieres preguntarnos?