Imaginó que los rectángulos se movían

Imaginó que los rectángulos se movían

Descargar en PDF

Calder tenía muchos amigos. Algunos de ellos han participado en esta exposición. Les escribía cartas y les visitaba siempre que podía como el día que fue a París a ver a su amigo, Piet Mondrian.

Modrian pintaba líneas verticales y horizontales y rellenaba con colores los rectángulos que quedaban en su interior. Seguro que has visto alguna obra suya en algún libro. Si no te suena podéis buscar en internet y enseguida os vendrá a la cabeza.

Cuando Calder llegó al estudio de Mondrian se quedó maravillado por el ambiente que en él reinaba. Una de las paredes estaban cubierta por rectángulos de cartón de varios colores y la luz que entraba por la ventana los iluminaba. Calder imaginó que los rectángulos se movían y pensó que debía hacer que las formas se movieran en la realidad. A Mondrian no le pareció interesante la idea pero a Calder le encantó. Desde entonces todas sus obras se moverían.

Un año después, Calder comenzó a desarrollar objetos en tres dimensiones que se movían, como las obras que se ven aquí. Si miras Square desde un lateral podéis ver el mecanismo que creó. ¿Eres capaz de averiguar cómo se moverían las piezas?

Ahora no podemos moverlas porque podrían dañarse pero podemos usar nuestra imaginación. Además tenemos una sala de audiovisuales en la que podéis ver a amigos de Calder moviendo las obras. ¡A ver si os gustan!

¿Seguimos? Id hacia la cristalera que mira a los Jardines.

Imágenes Relacionadas

Otras fichas

Centro Botín

Muelle de Albareda s/n,

Jardines de Pereda

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas información o deseas hacernos llegar tus sugerencias, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. Gracias.

Elige el motivo del mensaje

¿Eres amigo del Centro?

¿Sobre qué quieres preguntarnos?