As You Go

As You Go

Descargar en PDF

La obra se llama como la exposición: As You Go. En castellano, A medida que avanzas. Así que camina, siéntate en el suelo, túmbate o haz aquello que te pida el cuerpo para disfrutarla. Eres el protagonista.

La obra se compone de tres piezas audiovisuales que crean un bucle de 38 minutos, tú decides qué ves y de qué manera. Cada de una de las piezas fue creada en diferentes contextos. Ahora se unen y se presentan en movimiento para crear una narración específica para este espacio. Un espacio en el que, a diferencia del cine, tú observas desde dónde quieres y cómo quieres y la película se desliza en la pantalla, te abandona, no tú a ella como en las salas comerciales. Estás en tu ahora, no se trata de teletransportarte a otra realidad como en una película, es tu realidad vivida como tú elijas.

Los tres audiovisuales tienen 2 cosas en común: la música clásica y la dualidad de conceptos que se superponen para contar algo que no es posible contar con palabras. ¿Quieres saber algo más de ellos?

Ravel-Ravel. Concierto para la mano izquierda que Ravel compuso para un pianista que perdió la mano derecha en la I Guerra Mundial. Con esta obra Anri Sala reflexiona sobre la arquitectura del piano y de todos los instrumentos musicales construidos para diestros aparentemente imposibles de tocar, de manera satisfactoria, con la mano izquierda. Hasta que alguien lo consigue, como por ejemplo Ravel con esta obra.

Take Over. Dos pianos mecanizados. Uno de ellos toca La Marsellesa al tiempo que un pianista toca sobre el mismo teclado La Internacional y viceversa. Estas dos canciones nacieron de ideologías diferentes: La Marsellesa es el himno de Francia creado a finales del siglo XVIII, La Internacional, himno francés del movimiento obrero de finales del siglo XIX. Aunque con 100 años de diferencia, La Internacional se cantaba con la melodía de La Marsellesa hasta que tuvo la suya propia. Esta obra permite unir ambas como nunca antes había sido posible con un instrumento clásico.

If and Only if. Esta vez los intérpretes son los que se superponen: un violista y un caracol. El caracol marca el tempo de la pieza mientras sube por el arco de la viola. La Elegía para viola sola de Stravinsky fue elegida para unir a estos intérpretes ya que es una melodía polifónica que se toca con dos cuerdas al mismo tiempo, algo muy difícil con el desequilibrio que produce un ser en movimiento sobre el arco. Eso hace que el violista tenga que estar en el presente todo el tiempo.

Ahora entra en el espacio y atraviésalo hasta llegar al ventanal opuesto, sin prisa, tomando tus propias decisiones. ¡Disfrútalo!

Imágenes Relacionadas

Otras fichas

Centro Botín

Muelle de Albareda s/n,

Jardines de Pereda

¿Te podemos ayudar?

Si necesitas información o deseas hacernos llegar tus sugerencias, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario. Gracias.

Elige el motivo del mensaje

¿Eres amigo del Centro?

¿Sobre qué quieres preguntarnos?